Ciencia y Ficción: Biblioteca de Ciencias

Blog de la Biblioteca de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza

ConCiencias.digital, nº 6

Posted by cienciayficcion en 26/11/2010

ConCIENCIAS.digital, la revista digital de la Facultad de Ciencias de Zaragoza, publica su número 6. Sus contenidos están accesibles de forma gratuita:

ConCiencias.digital

Os transcribimos a continuación el sumario y el editorial de este número:

  • El impacto meteorítico que hizo temblar la vida en la Tierra
    • Laia Alegret, Ignacio Arenillas y José Antonio Arz
  • La Ciencia en la Zaragoza del siglo XI
    • José Luis Corral
  • Hablando de… Quimica
    • Ana Isabel Elduque
  • Consecuencias del fuego en los paisajes mediterráneos
    • Maite Echevarría, Fernando Pérez, Paloma Ibarra y Juan Ramón de la Riva
  • Un personaje singular en la historia de la meteorología: Benjamin Franklin
    • Amadeo E. Uriel y Francisco Espejo
  • El uso letal de la Ciencia: Armas de destrucción masiva (II)
    • José Manuel Vicente
  • La radiactividad
    • Manuel Lozano y Miguel Ullán
  • Peregrinaje matemático en el Camino de Santiago
    • Pedro J. Miana
  • A las puertas de 2011: Año Internacional de la Química
    • Miguel Carreras
  • Actividades de la Facultad
  • Noticias

Editorial:

La capitalidad cultural de la Ciencia

Durante el próximo semestre Zaragoza se enfrenta al agradable reto de poder ser elegida una de las dos capitales europeas de la cultura en el año 2016. Esta competición entre seis ciudades españolas debe suponer, para nuestra ciudad, un esfuerzo de imaginación para aportar todo aquello que nos permita mostrar un diferencial de interés cultural. Y nosotros podemos aportar lo nuestro, la Ciencia.

Llevamos mucho tiempo intentando acabar definitivamente con la dicotomía ciencias-letras como objetos de conocimiento contradictorios y, desgraciadamente para muchos, excluyentes entre sí. La Ciencia es, siempre lo ha sido, parte de la Cultura. No seríamos dignos de llamarnos científicos si dejáramos pasar esta oportunidad de apoyar a nuestra ciudad en su pugna por mostrarse como foco cultural capaz de representar a nuestro país, si nuestra Ciencia e Investigación no estuvieran plenamente representadas.

Y esto que estoy escribiendo no es idea original ni contemporánea. Este año 2010 se está celebrando el centenario de la creación de la Residencia de Estudiantes en Madrid. Este centro suponía la creación del espacio físico donde las ideas de los librepensadores que crearon la Institución Libre de Enseñanza (ILE) primero, y la Junta de Ampliación de Estudios (JAE) después, pudieran ser plasmadas. La Residencia de Estudiantes nos ha llegado rodeada de un halo casi místico por la presencia simultánea de grandes genios de la cultura española, especialmente el triunvirato DalíLorcaBuñuel. Pero desde su origen, y actualmente en su segunda etapa también, la Residencia era un centro de Ciencias y Humanidades, es decir, de Cultura. Los promotores de la Residencia y de la ILE y la JAE tuvieron muy claro que el despertar científico de España era absolutamente vital, y al máximo nivel.

Este pequeño ejemplo es lo que quiero, me gustaría, que aportáramos durante estos meses que faltan para la elección definitiva. Pero sólo como un primer paso. La elección de Zaragoza debe ser, y permítanme la expresión, anecdótica dentro del empeño de convencer a la sociedad de que la Cultura sin Ciencia no es posible. Pido el apoyo a la iniciativa de la capitalidad cultural, pero sin que ello sea el fin en sí mismo. La entiendo más como un catalizador de iniciativas, como un impulsor de ideas.

El fin debe ser, en mi opinión, que la Facultad sea la Capital Cultural Científica de nuestra región, y de forma permanente. Ya en el siglo XI, Zaragoza fue referente científico muy importante, como nuestros investigadores e historiadores nos documentan en este mismo número. A veces es deseable que la Historia se repita. Hagámoslo otra vez.

Es posible realizar varias tareas de forma notable. Alguna hasta de manera sobresaliente. La cultura (y la Ciencias es parte de ella) puede hacerse y darse a conocer mucho más allá de los ámbitos normalmente establecidos. Pensando en el regusto que deja el trabajo bien hecho, se pueden emprender tareas que parecen arduas y hostiles en su inicio. Y como ejemplo de ello no tenemos que recurrir a lejanas tierras ni a tiempos remotos. Aquí, en nuestra tierra, hace poco nos ha dejado uno de los personajes que más ha extendido nuestra cultura por todos los sitos hollados por él. Su realidad polifacética es la que me gustaría que se inculcara en nuestra Facultad. Sin ella será muy difícil que realmente nos convirtamos en ese referente que ha denominado Capital Cultural Científica de Aragón.

Ana Isabel Elduque Palomo
Directora de conCIENCIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: